Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Amar’

Por: Óscar M. García

En los momentos en que somos capaces de acallar los “ruidos” que día a día nos saturan, llega el SILENCIO. Desde ahí la VOZ INTERIOR encuentra la posibilidad de manifestarse. Entonces las comprensiones instantáneas, las impresiones directas, las imágenes luminosas – es decir, la intuición espiritual – asoman, aportando la energía de la CERTIDUMBRE.


01-Las Voces del Silencio XXXIV

02-Las Voces del Silencio XXXIV

03-Las Voces del Silencio XXXIV

04-Las Voces del Silencio XXXIV

05-Las Voces del Silencio XXXIV

06-Las Voces del Silencio XXXIV

07-Las Voces del Silencio XXXIV

08-Las Voces del Silencio XXXIV

09-Las Voces del Silencio XXXIV

10-Las Voces del Silencio XXXIV

 

Read Full Post »

 sopresa del amor

Por: Oscar M. García

¿No os ha pasado a veces sorprender el destello de una mirada límpida, contemplar el goce desinhibido del disfrute espontáneo, el éxtasis absorto de alguien ante la belleza de una flor, la gracia y la armonía del gesto sinfónico de un cuerpo, la coordinación electrizante del ejecutante de una danza, la regocijante sorpresa estampada en un rostro al mirar una maravilla natural, la ternura destilando por todos los poros de la piel de una madre cuando contempla arrobada a su bebé, el arrebato imparable del entusiasmo, la sonrisa prendida en una cara como huella del alma…?

Si sois conscientes,  todos los casos antedichos y otros del mismo tenor que se pueden enumerar, responden a un mismo patrón, pero un patrón sin patrón, es decir, sin unas mismas referencias en la forma aunque si una misma identidad en cuanto naturaleza. Prima la espontaneidad, no hay memorias, no hay objetivos, no hay miedos, excusas o justificaciones, brilla por su ausencia el furtivismo, la pose o el efectismo. Solo es un aquí ahora sin condicionantes, directo, arrebatador… ¿No es eso el AMOR? Pues si no lo es, está muy cerca de serlo

Y es que en el AMOR no puede haber  nada preparado, no surge como parte  de un plan porque es ajeno al cálculo y la premeditación, pues – como escribió Khalil Gibran – “el amor se basta a sí mismo”.  Es sólo la desbordante y sublime espontaneidad del Ser que ES.

El AMOR brota como un fulgor de sintonías y resonancias de vida, es una irradiación de colores y formas para los oídos, música para los ojos, aromas para el tacto, sabores para la piel… Porque cuando participas de la fuente, te conviertes en fuente y “allí” no hay separación.

¿No os habéis dado cuenta de que en esos instantes tampoco hay tiempo? El pasado y el futuro se funden en un presente que es el eterno ESTAR del SER. Pura belleza, puro goce…

Pero si no tienes una mirada generosa no podrás verlo y es que cuando miras con generosidad es que estás amando, porque sólo el AMOR puede ver al AMOR.

Tal vez por eso alguien me dijo hoy al oído: “Que tu aspiración sea solo estar en los ojos de los que VEN”.

Sábado, 26 de julio de 2014

Read Full Post »

Por: Andrea Weitzner

Amar

AMAR A UN SER HUMANO

Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas; contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanzas y alegrías, su dolor y sus anhelos; es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta de que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías, y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni siquiera en sí mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la vida.

Amar a un ser humano es brindarle la oportunidad de ser escuchado con profunda atención, interés y respeto; aceptar su experiencia sin pretender (más…)

Read Full Post »