Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘leyes espirituales’

apertura_cover1

ASIMILAR EL PRINCIPIO DE LA REENCARNACIÓN

Asimilar la ley del karma1 es bastante difícil pero todavía lo es más el percibir la ley elemental de la encarnación. Las escrituras de las épocas más antiguas se referían con frecuencia a dicho cambio de vida. Los moradores del Mundo Sutil con frecuencia han pasado información a la gente de la Tierra. La gente recuerda con frecuencia sus vidas anteriores. La reencarnación ha sido reconocida por edades enteras, pero luego esta ha sido olvidada nuevamente e incluso el sólo pensar en la ella fue prohibido. Es difícil comprender la razón de semejante lucha en contra de algo tan evidente. Algunas veces parecería que los sabios deseaban volver la atención sólo al futuro, pero dicha sabiduría sería unilateral.

La gente debería aspirar al conocimiento ilimitado. Uno no debería exigirle al ser humano que no aprenda. El ser humano no debería ser privado de su derecho al auto-perfeccionamiento. Que se sepa y se recuerde que el Maestro de la vida traza una línea entre el pasado y el futuro.

En consecuencia, no cerremos los ojos ante la realidad. La ley de la encarnación es justa. El núcleo del espíritu es inviolable y eterno. El Infinito afirma la Eternidad, y todos podemos visualizar el Infinito, lo que significa que todos podemos comprender la Eternidad.

Uno no debería negar o pasar por alto las declaraciones de los niños y niñas sobre sus vidas pasadas. Esencialmente ellos saben lo que ha ocurrido a su alrededor. Especialmente hoy en día que con frecuencia existen reencarnaciones rápidas. Muchos moradores del Mundo Sutil se apresuran en regresar y en esto está expresado el crecimiento y la aceleración de la evolución. Y en ese proceso acelerado podría ser visto el acercamiento entre los Mundos.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Existen algunos que suponen que los seres humanos están muriendo continuamente; otros saben que el ser humano está renaciendo incesantemente. Los primeros están motivados por el miedo, los últimos por la alegría. Los primeros se condenan ellos mismos a morir, los últimos reconocen la vida. Así, en gran medida el hombre predetermina su propio futuro. Uno puede estar seguro que aquel que piensa que su destino es la muerte no sabe nada acerca del Mundo Superior. Él podrá exhibir rituales externos, pero su corazón estará muy lejos de la verdad.

La afirmación de la vida es la afirmación de la Luz. El espíritu del ser humano es inmortal, pero esta simple verdad no le es cercana a la gente; ya que a ellos les importa más el cuerpo que el espíritu.

La vida obliga al ser humano a ascender, mientras que la muerte lo empuja a descender. La gente, en principio, prefiere entender a la muerte como destrucción. La existencia misma afirma una continua renovación. Todo ser humano muere para el ayer y se regenera para el mañana. Cada día ocurre una renovación de los tres principios. Cada día y cada hora el ser humano se acerca o se aleja del Mundo Superior.

Que cada uno, por la cualidad de su pensamiento, adelante su propio ascenso y su percepción del Mundo Superior.

******

FUENTE.: Fragmentos extraídos del libro “Aum”, por Helena Roerich
NOTA: 1) En terminología espiritista, Ley de Causa-Efecto.

Read Full Post »