Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Manuel González Soriano’

HEMEROGRAFÍA ESPIRITISTA ESPAÑOLA, 1857-1936 (V)

Por: Oscar M. García Rodríguez

hemeroteca1

sample

I

ILUSTRACIÓN ESPÍRITA, LA

NOTA: No disponemos de más datos.

IRIS DE PAZ, EL

Periódico quincenal espiritista, fundado por el Vizconde de Torres Solanot. Fue el órgano oficial de la Sociedad Sertoriana de Estudios Psicológicos, de Huesca, que se había creado en 1877.

Comenzó a publicarse en Huesca el 18 de marzo de 1883 y existió hasta el año 1885. Se editaba en la Imprenta manual de El Iris. Su Redacción y Administración estuvieron en C/ Coso Alto, nº 17, y en la C/ Vidal de Canellas, nº 13, dirección esta última donde también se imprimía. Fue su director Domingo Monreal.

Número de páginas: 8, con texto a dos columnas. Como colaboradores aparecen los nombres de Amalia Domingo Soler (1835-1909), el Vizconde de Torres Solanot, Enrique Oltra, Vicente Aguirre, Salvador Marco, Esteban Chavala, Severo Lasala, Sixto Huerta, Constantina Olivera, Mariano Pérez, Félix Ferrer, Bernabé Morera y Lorenzo Fuyola, entre otros.

El periódico espiritista de Lérida “El Buen Sentido”, en un comentario inserto en su nº 3, de 15 de abril de 1883, informaba que “la idea de crear un periódico espiritista en Huesca se debió a las provocaciones del periódico clerical La Provincia”.

Después de la salida del primer número, “El Iris de Paz” fue excomulgado por el obispo de Huesca, D. Honorio María de Onaindía y Pérez, hecho que suscitó numerosos comentarios en la prensa, muchos de ellos en tono de sorpresa e ironía. Por ejemplo, “El Buen Sentido”, decía con fino humor:

“Nacer ‘El Iris de Paz’ y caerle encima una condenación episcopal, la del obispo de Huesca, ha sido una misma cosa. El colega ha recibido una recompensa sin casi haber tenido tiempo de ganársela. Así sale él tan ufano haciendo saber a sus lectores, por medio de un suplemento, la distinción con que ha sido honrado por el obispo. Nada: que los obispos han resuelto fomentar las buenas lecturas, y las condenan y prohíben porque saben que la prohibición abre el apetito…”.

Por su parte “La Solución”, periódico espiritista de Gerona, comentaba lo sucedido en estos términos:

“Siempre se ha visto que el que escupe al aire se mancha el rostro a sí mismo. Esto le ha sucedido al Dr. D. Honorio María de Onaindía, obispo de Huesca, al lanzar contra los redactores y lectores del indicado periódico, para ellos saludable excomunión.

Dichoso tú, estimado colega, que entras en el estadio de la prensa bajo tan buenos auspicios. Dichoso, repito, porque te dan pie para perdonar a los que te anatematizan, cumpliendo de este modo el mandato de Jesús, que dijo: ‘Perdón para vuestros enemigos’. ¡Regocíjate!, que de los mansos es el reino de los cielos.

Recibid, estimados compañeros, nuestra más sincera felicitación por tan fausto suceso; ínterin aguardamos nos quepa igual suerte en la lotería clerical.”

“El Motín” (periódico no espiritista) hacía un comentario en tono sarcástico y simpático de este hecho, del que extraemos los siguientes párrafos:

“¡Oh, Iris de Paz, periódico de Huesca! ¡Yo te saludo, te felicito y te envidio! Lo que he buscado desde mi fundación; lo que con todas las veras de mi alma he pedido, ofreciendo hasta dinero por alcanzarlo, la excomunión de un obispo, lo has conseguido tú con el primer número.

¿De qué medios te has valido? ¿Qué has hecho? Dímelo, para imitarte, a menos que lleves la crueldad al extremo de gozarte en mi martirio.

¡Qué suerte, compañero, qué suerte la tuya! Una excomunión de primera fuerza al primer número, cuando El Motín lleva ya publicados ciento tres, sin haber alcanzado más que los anatemas de curas de tres al cuarto, que equivale a comer patatas mal guisadas, sabiendo que existen en el mundo trufas y faisanes.”

Padecerá aún dos excomuniones más, de los prelados de Barbastro y Jaca.

Fue suspendido tras declararse una epidemia de cólera en Huesca, publicando su número 65 y último el 31 de diciembre de 1885, convirtiéndose sus colaboradores en enfermeros que ayudarán a paliar los efectos de la epidemia en la ciudad.

IRRADIACIÓN, LA. Subtitulado: Revista de Estudios Psicológicos.

Periódico editado en Madrid, fundado en 1892 (el primer ejemplar lleva fecha de 27 de febrero) por Eduardo Escribano García, propietario y también director durante casi toda su existencia, aunque quien primero la dirigiera fuese – durante los tres primeros números – el Sr. Braulio Álvarez Mendoza que, sin embargo, muy pronto se separaría de la Redacción. Era éste una importante figura del Espiritismo español, Vicepresidente por esa misma época de la Sociedad Espiritista Española. El fundador, propietario y administrador de la revista, Eduardo Escribano García, aparece ya a finales de 1893 como director.

Tenía periodicidad quincenal – se publicaba los días 1º y 15º de cada mes – y un tamaño de 45,8 x 32 cm.

Su impresión se hacía en el Establecimiento Tipográfico de R. A. Llauradó, Imprenta de El Secretariado, Calle de la Cueva, nº 12, mientras que la redacción estaba situada en C/ Jacometrezo, nº 59 (primera).

En el primer número, el editor y propietario de la revista definía el carácter y contenidos de la nueva publicación diciendo que en sus páginas se recopilaría “cuanto de más notable se  encontrara en los periódicos doctrinales de los Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, Bélgica, Italia, repúblicas Hispano-Americanas y provincias de Ultramar”.

Aparece en la lista de revistas adheridas al “Congreso Espiritista Iberoamericano e Internacional”, celebrado en Madrid entre el 20 y el 24 de octubre de 1892.

La revista dejó de editarse hacia mediados de 1897, debido a que su director y propietario hubo de ausentarse fuera de Madrid. En 1898 es movilizado y destinado a la guerra de Cuba durante varios meses. En 1900, la publicación reaparece denominándose “La Irradiación, periódico-biblioteca”. Entonces salía cuatro veces al mes, publicando en cada número 32 páginas en 8º de obras de ciencia, filosofía, moral, espiritismo, recreo, etc., formando biblioteca cómoda y económica, editando a la vez cuatro obras.

“La Irradiación” publicaba también catálogos de libros de diversos temas, incluidos el Hipnotismo y el Magnetismo, Psicología Experimental y Espiritismo, además de novelas. Estos catálogos eran facilitados gratis a quien los solicitara a la administración.

Además de la citada, la revista tuvo su domicilio en varias direcciones más: C/ Prim, nº 10, Hotel (Madrid), y sucursal en la C/ Leganitos, nº 15; en C/ Mayor, 50, pral.; en Plaza San Martín, 13… Su Administración estuvo en C/ de la Hita, nº 6, bajo.

En el mes de Julio de 1908, Eduardo Escribano García comenzó a editar una “Revista Bibliográfica Universal”, donde se podía encontrar al detalle el movimiento bibliográfico de entonces. La misma estaba compuesta de pliegos separados que contenían cada uno obras referentes a una materia determinada.

K

KARDECIANO, EL. Subtitulada: Revista Espírita Ferrolana.

Revista fundada hacia el mes de agosto de 1934 en El Ferrol (La Coruña, Galicia), donde también se editaba. Era el órgano informativo del Grupo Espírita “Amor y Caridad”. Su director fue Rodrigo Sanz. Existió hasta el año 1936 (hemos podido verificar la publicación de su número 20).

La Administración estaba situada en la C/ Cantón, 2, 2º, El Ferrol (La Coruña).

En el artículo de presentación se indicaba que el periódico saldría al principio con periodicidad mensual, aunque sus editores y redactores dejaban claro su firme intención de convertirlo en lo sucesivo en quincenal y aún en semanal, si los medios materiales lo permitían (según los datos que hemos recabado, la periodicidad se mantuvo siempre mensual). Tamaño: 35 cm.

En este primer número dirigen también un “Saludo Fraternal” a la prensa espírita en general y a todos los lectores, en el que dicen: “Lo dirigimos primeramente a ‘La Luz del Porvenir’, decano de la prensa espírita española y órgano de nuestra Federación Nacional desde su constitución. El cariño a la memoria (y hoy al espíritu) de su fundadora Amalia Domingo, el recuerdo amoroso de Fernández Colavida, Agulló, Torres Solanot, Vives y tantos otros que firmaron en la revista barcelonesa; y el cariñoso respeto a los que hoy la redactan (nombremos uno al menos, el venerable don Quintín López), son cosas que ‘Amor y Caridad’ lleva en el corazón de sus fundadores y que quiere públicamente manifestar en la ocasión, solemne para ellos, de la aparición de ‘El Kardeciano’ “.

L

LUCIFER. Subtitulado: Semanario Científico de Estudios Psicológicos.

Revista espiritista barcelonesa, fundada en enero de 1879. Periodicidad: Semanal (se publicada todos los jueves).

La administración estaba situada en Plaza del Teatro, nº 3, de la capital catalana.

La revista madrileña El Espiritismo, dirigida por el Vizconde de Torres Solanot, decía en el número de febrero de 1879, dentro de la sección denominada “Noticias y Avisos”:

“Hemos recibido los tres primeros números del semanario científico de estudios psicológicos que con el título Lucifer, ha comenzado a ver la luz en Barcelona… Saludamos al nuevo colega deseándole larga vida y muchos lectores, para que contribuya a extender la racional y consoladora doctrina y a destruir las preocupaciones alimentadas por la creencia en el mito que sirve de título al semanario barcelonés”.

El historiador Mariano Sánchez Bejarano – “Historia de la filosofía en España hasta el siglo XX”, 1927 –  dice que esta revista se editó en la ex Villa de Gracia (Barcelona), y que junto con “La Voz de la Verdad” y “La Luz del Porvenir”, constituyen diferentes etapas de la misma revista. No obstante, para estas afirmaciones del citado historiador, no hemos encontrado ninguna información adicional que lo corrobore, por lo que, a nuestro entender, son erróneas, producto de una confusión.

A partir de mediados del mes de abril varios periódicos recogen la noticia de que el gobernador de Barcelona, Sr. Olano, había dado la orden de suprimir la publicación a instancias de la autoridad eclesiástica y a propuesta del fiscal de imprenta, entre ellos “La Iberia, diario liberal”, de Madrid y “La Unión, diario democrático de la mañana”, también de Madrid, ambos en su edición del sábado 19 de abril de 1879, pero confundiendo el segundo la ciudad, pues pone como escenario del hecho Huesca en vez de Barcelona.

NOTA: No tenemos más datos.

LUMEN. Subtitulada: Revista Científica-Filosófica mensual.

Revista fundada por Quintín López Gómez, que se caracterizó por su extraordinario contenido científico y filosófico.

Existen divergencias sobre la fecha de su aparición, en algunos trabajos que he visto publicados se habla de 1883, de 1885 e incluso de 1895. Comparadas las distintas fuentes informativas, la fecha es con seguridad 1883 (su fundador contaba entonces con 19 años). Así se afirma en un estudio biográfico publicado a su muerte por D. Armengol en el periódico de Tarrasa “L ’ Acció” del 27 de mayo de 1934.

La confusión provendría de las diferentes etapas que tuvo la revista, la última de ellas iniciada en 1898 (III época). Además dicha fecha tiene mucho sentido porque ese mismo año cesó “El Iris de Paz”, de Hueca, periódico órgano de la Sociedad Sertoriana de Estudios Psicológicos de la cual era miembro Quintín López desde los 17 años y en el que trabajó haciendo la mayor parte de las tareas: era cajista, componía la revista, la tiraba, la distribuía y la expendía. 

Nació  “Lumen” con el siguiente subtítulo: “Periódico semanal ilustrado dedicado a las clases populares”. En la mancheta del primer número se decía que la publicación estaba dedicada a: “Espiritismo, magnetismo, hipnotismo, ciencias ocultas”.

Tamaño: 24,4 x 17 cm. Número de páginas: 32 más 4 de cubierta (la paginación comenzaba en enero de cada año y continuaba en los siguientes números hasta completar un tomo anual). Periodicidad: Semanal en los comienzos y luego mensual durante la mayor parte de su existencia.

Comenzó a editarse en la Imprenta de Juan Torrents, en San Martín de Provensals, C/ del Triunfo, nº 4. En esta primera etapa el editor también ejercía como administrador. La dirección de la Redacción y de la Administración era la misma de la imprenta. Más tarde se editó en Tarrasa, en la Imprenta y Litografía de José Ventayol Vilá, Plaza de Mosén Jacinto Verdaguer.

Aparte de la citada, su redacción y administración estuvo en otras diversas direcciones: Rambla de Egara, nº 205,  C/ Pantano, nº 91, y C/ Rutlla, nº 14, todas en Tarrasa, y en C/ Diputación, 195 y 197, 1º, 2ª, de Barcelona. Como administradores figuraron Juan Torrents, Joaquín Fábregat y Pedro López Giménez,  padre de Quintín López, entre otros.

Tras una breve pausa, reaparece en 1898, inaugurando la tercera época de la publicación (Tercera Época, Año Tercero). Se subtitula: “Revista Mensual de Estudios Psicológicos”. En este año aparecen como redactores la Srta. Luz Alba, Margarita Gil, el Dr. Víctor Melcior, Fabián Palasí, Eugenio García Gonzalo y Joaquín Segura, y como colaboradores el Dr. Manuel Sanz Benito, e Dr. Joaquín Huelves Temprado, Manuel Navarro Murillo, Salvador Sellés, Miguel Gimeno Eito, Francisco Arqués, Juan Mir, Francisco Segura, José Rocamora y Nicanor Gómez. En 1899 se incorporan Amalia de la Torre; Miguel Bianchi Delgado; Gregorio Álvarez y Wenceslao de la Vega.

Más tarde se fusionó con la decana “Revista de Estudios Psicológicos”, de Barcelona, hasta que el propietario de ésta dejó de publicarla, siguiendo entonces “Lumen” por muchos años más.

En 1918 ya se subtitula “Revista científico-filosófica de estudios psicológicos”.

 “Lumen” dejó finalmente de editarse en 1926 cuando una enfermedad de su fundador y director impidió seguir con la publicación. No obstante, hemos comprobado que en revistas espíritas argentinas de 1928, “Lumen” figuraba aún como revista de canje, con dirección en la calle Rutla, nº 14, de Tarrasa, lo cual indicaría que siguió editándose algún año más todavía.

En 1926 se imprime en los Talleres de Artes Gráficas E. Verdaguer Morera, C/ Topete, 2 al 16, de Tarrasa.

Además de Quintín López Gómez, ejerció el cargo de director de “Lumen” Sebastián Roquet.

Lumen está considerada una de las mejores revistas espiritistas publicadas en España.

Revista Lumen

LUX DEL PORVENIR, LA

Revista espiritista editada en Málaga. Existía en 1927.

NOTA ACLARATORIA: La única referencia que hemos encontrado sobre esta revista proviene del número de julio de 1927 de la publicación espiritista mexicana “El Siglo Espírita”, donde se publica un artículo que se dice copiado de la misma, titulado La Querella entre el Hombre y el Mono. No obstante, aunque dejamos constancia del dato, tenemos serias dudas de su existencia ya que podría ser una confusión, refiriéndose la nota, en realidad, a la revista que casi con el mismo título (sólo con el cambio de “Luz” por “Lux”), se publicaba por aquellos años en Valencia.

LUZ. Subtitulada: Revista de Estudios Psicológicos.

Revista espiritista barcelonesa, fundada en 1878 (fecha estimada). Tenía por lema las siguientes palabras: “Hacia Dios por el Amor y la Ciencia”. Periodicidad: Mensual.

Se imprimía en la Imprenta de Leopoldo Doménech, Calle de Basca, nº 30, principal. Su administración estuvo situada en Calle Capellanes, nº 13, principal.

LUZ DE LA VERDAD, LA

Publicación espiritista de periodicidad semanal que se editaba en Barcelona. Comenzó a publicarse en el año 1912.

NOTA: No hemos encontrado más datos.

LUZ DEL CRISTIANISMO, LA. Subtitulada: Revista Quincenal de Ciencias, Psicología Experimental, Moral  Universal.

Revista espiritista fundada en el mes de abril de 1883 en la ciudad de Alcalá la Real (Jaén). Curiosamente aparecía como órgano de una logia masónica de la localidad denominada Acacia Nº 170, integrada en el Grande Oriente Nacional de España. Su contenido, no obstante, era netamente espiritista.

Periodicidad: Quincenal, desde su origen. Tamaño: 27,5 x 18,5 (según tomo de 1887). Número de páginas: 8. Se imprimía en la Imprenta de Felipe Contreras y Compañía. La administración estuvo ubicada en la Calle Real, nº 3.

La numeración de las páginas se reiniciaba cada año con el primer número de enero y continuaba hasta finalizar la anualidad.

La revista “El Buen Sentido” (Lérida), en su número del 15 de abril de 1883, insertaba un comentario en el que haciéndose eco de la recepción del primer número de “La Luz del Cristianismo”, decía que la salida de la publicación se debió a la necesidad de los hermanos de Alcalá la Real de “contestar a los ataques clericales”.

Dichos ataques se recrudecieron aún más con la salida de la revista, al punto que el entonces obispo de Jaén, Sr. Manuel María, excomulgó a la nueva publicación acusándola de que sus páginas contenían “proposiciones heréticas, impías y ofensivas a la moral cristiana”.

Por su parte, la “Revista de Estudios Psicológicos” de Barcelona, insertaba dentro de la sección “Crónica” del número de mayo de 1883, el siguiente comentario: “La Luz del Cristianismo, periódico espiritista que se publica en Alcalá la Real, por el mero hecho de su aparición ha exaltado la bilis de la gente de sacristía, haciéndole una guerra sin tregua ni descanso, pero nuestros hermanos que saben que los clamores de los fanáticos intransigentes no llegan al cielo, siguen sin temer la lucha…”.

Ejerció el cargo de director de esta publicación el médico y publicista Germán González, quién debido a su hacer espírita al frente de la revista fue procesado en unión de varios compañeros más, entre ellos el Notario público de aquella ciudad, Alejandro Mouton Medina.

Entre sus colaboradores habituales figuraron: Manuel Navarro Murillo, José Arriero Manjón y Hoyo (que también era médium); J. Ambrosio Pérez; Trinidad González (viuda de Manuel González Soriano); J. Antonio Díaz, y Jesús Huertas Lozano. Este último, médico militar de origen granadino, repudiaría las ideas espíritas pocos años después y volvería sumiso al “redil” católico, acto que firmó, seguramente por “encargo eclesiástico”, con la publicación de un libro titulado “¡Yo he sido impío!”, subtitulado “Revelaciones espiritistas y masónicas” (1892), dedicado al obispo de Granada, D. José Moreno Mazón, obra a la que hacemos referencia en la presente bibliografía.

Estuvo representada en el Congreso Espiritista de 1888 en Barcelona e, igualmente, fue una de las revistas adheridas al Congreso Espiritista Iberoamericano e Internacional, celebrado en Madrid entre el 20 y el 24 de octubre de 1892.

Revista La Luz del CristianismoLUZ DEL PORVENIR, LA. Subtitulado: Semanario Espiritista 

Revista funda en la Villa de Gracia (Barcelona) en el mes de Mayo de 1879 (el primer número salió el día 22 de dicho mes) por Amalia Domingo Soler, con el apoyo de Luis Llach y Humet, director del Centro Espiritista La Buena Nueva, y el impresor Juan Torrents y Coral. Periodicidad: Semanal. Tamaño inicial: 25 x 12 cm; posteriormente pasó a tener 28 cm. Su redacción estaba en C/ Cañón, nº 9.  Se imprimía en la Imprenta de Juan Torrents y Cª, C/ Triunfo nº 4, San Martín de Provensals (Barcelona).

El sumario del primer número de la que llegaría a ser una de las revistas espiritistas españolas más conocidas y con mayor repercusión social, fue el siguiente: “¿A qué venimos?.- ¡La Idea de Dios!.- La Oración.- Progreso.- La Sombra de la Vida.- Pensamientos”.

Los tres primeros números de “La Luz” salieron sin inconvenientes, no pudiendo, sin embargo, editarse el cuarto, que tendría que haber aparecido el 12 de Junio de 1879, por haber sido suspendida la revista por orden de la autoridad durante 42 semanas, a raíz de la publicación en su primer número del artículo titulado “La Idea de Dios”, que fue denunciado por la policía de prensa de Alfonso XII. Finalmente, tras un lapso de cinco meses, la revista reapareció el 11 de diciembre de 1879, al amparo de un decreto del Rey Alfonso XII, por el que se alzaba la suspensión a los periódicos que estaban cumpliendo o debían cumplir sanción de suspensión.

En su substitución y durante todo el período de suspensión, se editó otra revista denominada “El Eco de la Verdad”, en el aspecto formal idéntica a “La luz del Porvenir”, así como la periodicidad. Su primer número lleva fecha de 12 de Junio de 1879. *

A partir del número correspondiente al 28 de febrero de 1884, cuando el editor Juan Torrents cede la propiedad de la publicación a Amalia, ésta deja de imprimirse en la imprenta de aquel, comenzando a imprimirse en la de Cayetano Campins, sita en C/ Sta. Madona, 8 y 10, Gracia (Barcelona).

“La Luz del Porvenir” cesó el 8 de diciembre de 1898, para reanudar su publicación el 24 de agosto de 1899. Finalmente, en el mes de mayo de 1900, cuando estaba a punto de cumplir los 20 años de existencia, dejó de publicarse definitivamente, fusionándose con otra revista, “La Unión Espiritista”, órgano de la Unión Espiritista Kardecista de Cataluña, lo que traería como resultado la aparición de una nueva publicación denominada “Luz y Unión”.

Una nueva época de la revista comenzó en enero del año 1913, con la publicación en Gracia (Barcelona) de otro periódico con el que sus editores se proponían continuar la propaganda espírita de aquella que llevó su mismo nombre y que fuera fundada y sostenida por Amalia Domingo Soler. Sería su primer director D. Santiago Arnando, presidente entonces del Centro “La Buena Nueva”, centro del cual pasó a ser órgano.

En 1925, aparece como director Salvador Vendrell Xuclá. La periodicidad continua siendo mensual.

A partir del nº 158 (1926), se subtitula “Revista Popular de Estudios Psicológicos y Ciencias Afines”.

Desde enero de 1928 – nº 181  -se convierte en órgano de la Federación Espiritista Española, cuya sede se ubicaba entonces en la C/ Diputación, 95, pral., de la ciudad condal (este año se editaron los números 181 a 192). Se añade al subtítulo desde  entonces la frase “órgano de la F.E.E.”.

Se imprimía en la Tipografía Cosmos, C/ Urgel, 42. La administración estaba el nº 81 de la Avenida 11 de abril, en Sabadell. Disponía de 28 páginas más 4 de cubierta, y un tamaño de 27,2 x 21,5 cm. Periodicidad: Mensual. La numeración de las páginas comenzaba con el primer número de cada año y continuaba en los siguientes, hasta completar un tomo anual.

En 1930 su director y administrador es Juan Torras Serra, quien la seguiría dirigiendo hasta fines de 1933, cuando renuncia para dedicarse plenamente a la organización del inminente Congreso Internacional Espiritista de Barcelona que se desarrollaría del 1 al 10 de septiembre de ese mismo año.

En tanto, la revista sigue imprimiéndose en la Tipografía Cosmos, cuya dirección entonces era C/ San Pablo, 95.

Desde comienzos de 1934 la dirige F. Corchón, en tanto que sigue imprimiéndose en la Tipografía Cosmos (C/ Urgel, nº 45, Barcelona).

En 1935 aparece con este otro subtítulo: “Órgano de la Federación Espiritista Española”. Su director y administrador siguen siendo  F. Corchón y Juan Torras Serra, respectivamente. La redacción continua ubicada en la Calle Diputación, 95, pral., de Barcelona, mientras que la administración de mantenía, igualmente, en Av. 11 de Noviembre, 81, de Sabadell. Entre tanto, la impresión continúa haciéndose en la Tipografía Cosmos.

Desde el mes de enero de 1936 se imprime en la Imprenta Maucci (Barcelona). En el número correspondiente a julio de este año, se puede entrever en la editorial el clima prebélico que se vivía en España, con la radicalización y enfrentamiento de los distintos sectores políticos. El día 18 de este mismo mes estallaría la guerra civil española con el levantamiento militar del general Franco, que sumiría a España en una cruel guerra fratricida que duraría tres largos años y que costaría una terrible sangría de un millón de muertos. No obstante, aún se publicaría un número más de la revista, correspondiente, según se ve en su portada, a los meses de agosto, septiembre y octubre de 1936. En sus páginas, los dirigentes de la Federación Espiritista hacen un postrer y urgente llamamiento a todos los espiritistas españoles para luchar a favor de la República, al tiempo que expresan su íntimo convencimiento de que el conflicto duraría muy poco tiempo y que todo volvería en breve a la normalidad.

Los acontecimientos, por desgracia desmentirían bien pronto este anhelo y la guerra, así como la larga dictadura que le siguió, significarían el truncamiento del árbol floreciente del movimiento espiritista español, que tras 30 años del restablecimiento de la democracia, sigue pugnando hoy por arraigar nuevamente en medio de dificultades e incomprensiones de toda índole.

* NOTA: Para más datos ver la ficha que le dedicamos a esta revista en este mismo estudio.

La luz del Porvenir

LUZ DEL PORVENIR, LA

Publicación espiritista fundada y editada en Villena (Alicante). Comenzó a salir en el mes de Enero de 1907, tras la desaparición de la revista barcelonesa del mismo nombre, que había fundado y dirigido Amalia Domingo Soler. En esta revista Amalia también colaboró asiduamente.

Fue el órgano divulgativo del Centro de Estudios Psicológicos “La Caridad”. La redacción estaba situada en Calle Esparteros, nº 7.Periodicidad: Quincenal (salía los días 1 y 15 de cada mes). Número de páginas: 8.

Redacción y Administración: C/ San Cristóbal, 12. Impresión: Imprenta: Juan J. Amorós, Villena.

Fue su primer director Pedro García, y quien por último la dirigiría, antes de su traslado a Valencia, sería Vicente Fuentes.

Portada La Luz del Porvenir de Villena 3LUZ DEL PORVENIR, LA. Subtitulada: Revista quincenal de propaganda psíquica.

Revista editada en Valencia, continuadora de su homónima de Villena. Su director fue desde el nº 28 Bartolomé Bohórquez. Tamaño: 25 cm. Periodicidad: Quincenal. Nº de páginas: 16.

En el número de octubre de 1911 se comunicaba a los lectores que se había acordado trasladar la redacción a Jijona (Alicante), bajo la dirección de la Srta. María Dolores Miquel y Galiana. Con el número de noviembre de ese año comienza, pues, una segunda época de la revista, reiniciándose también la numeración (Vol. 1, número 1: Nov. de 1911). Adopta como nuevo subtítulo el siguiente: Revista quincenal de propaganda psíquica ecléctica. Número de páginas: 16. Tamaño: 25 cm. Redacción y administración: C/ Esparteros. 7, 3º. Se edita en una imprenta situada en C/ Caballeros, 44; desde el nº 28 en la imprenta de la Calle El Pilar, y a partir del nº 31 en la Imprenta de Manuel Pau.

En 1912 aparecen nuevamente como director Bartolomé Bohórquez y como directora honoraria Mª Dolores Miquel y Galiana. Los restantes miembros del consejo de redacción son: Levis Faibar, Gil Zarco y Blanca Nieves F. Como colaboradores de esta época podemos citar a: Amalia Carviá, Pilar Villar Deu, Clarita V., Franca Gil, Luisa Roig, Germán González, Bruno García Albarracín, Krainfort de Nínive, Mariano Light (Mariano Anglada), Ángel Aguarod, Vicente Fuentes y Spero.

Con el nº 24 – noviembre de 1912 – pasa a tener periodicidad mensual. Entonces cambia el subtítulo anterior por este otro: Revista mensual de propaganda psíquica ecléctica.

Desde el número 26 – diciembre de 1912 – se produce otra ligera variación en el subtítulo, quedando como sigue: Revista ecléctica mensual de propaganda espírita y filosófica.

A partir del nº 38-39 (1914) se subtitula: Mensuario ecléctico de propaganda espírita y filosófica. Este año tenía como redactores habituales a José Blanco Coris, Benedicto Salazar, B. Miguel Mayol, Mariano Anglada, Gil Zarco, César Bordoy, continuando de directora honoraria Mª Dolores Miquel.

Hemos comprobado que la revista existió, al menos, hasta 1928. Ese año su dirección se ubicaba en C/ Guillem de Castro, nº 29, de la capital valenciana.

La Luz del Porvenir de Valencia nº 30 mayo 1913LUZ ESPÍRITA

Revista fundada a comienzos del año 1890. Fue el Órgano divulgativo del Grupo Espiritista “Fe”, de Madrid. Tenía su redacción y administración en Calle Atocha, nº 29. Periodicidad: inicialmente era mensual, luego eventual. Se repartía gratis.

En el año 1893 su aparición es irregular. En el año 1897 ya había dejado de existir, según se desprende de una nota inserta en el número de agosto de ese año, en la sección denominada “Crónica”, de la Revista de Estudios Psicológicos, donde se destacaba la precariedad por la que en aquellos momentos pasaba la prensa espiritista española, nombrándose a esta revista entre aquellas que habían dejado de existir en los últimos tiempos.

Fue una de las revistas espiritistas españolas adheridas al “Congreso Espiritista Iberoamericano e Internacional” celebrado en Madrid entre el 20 y el 24 de octubre de 1892.

LUZ Y UNIÓN. Subtitulada: Revista Espiritista.

Revista fundada en mayo de 1900 – el primer número vio la luz el día 10 de mayo – resultado de la fusión de los  periódicos “La Unión Espiritista”, fundado en octubre de 1896, y “La Luz del Porvenir”, el primero de los cuales se había despedido de sus lectores con el número 42, de abril de ese mismo año, siendo el segundo el emblemático semanario que Amalia Domingo Soler dirigiera por espacio de 20 años.

Tamaño: 26 x 17,4 cm. Se imprimía en el Establ. Tip. de Juan Torrents, C/ Triunfo, 4, Barcelona.

Fue órgano oficial de la “Unión Espiritista Kardeciana de Cataluña” (luego “Unión Espiritista Kardeciana Española”), al igual que lo venía siendo su antecesora, “La Unión Espiritista”.  La redacción estaba en la misma sede del Centro Barcelonés de Estudios Psicológicos, C/ Ferlandina, 20, 1º.

Periodicidad: semanal, salía los días 10, 17, 24 y último de cada mes. Páginas: el primer número salió con 16, pero desde el nº 2 (de 17 de mayo de 1900) hasta el 28 (de 30 de noviembre de 1900), apareció sólo con 8. El nº 29, correspondiente al 10 de diciembre de 1900, dispuso nuevamente de 16 páginas, mientras que los restantes tres números que completaban el año (30, 31 y 32), volvieron a aparecer con 8. A partir de enero de 1901 se suprime el subtítulo, convirtiéndose en quincenal (salía los días 15 y último de cada mes), apareciendo con 24 páginas (menos el nº 50, de 30 de septiembre de 1901, que dispone, extraordinariamente, de 32 páginas), Todas estas novedades ya habían sido anunciadas en el nº 29, de 10 de diciembre de 1900.

En el nº 33, primero del año 1901, reproduce en su portada un grabado con el retrato de León Denis, mientras que en el nº 49, de 15 de septiembre, sale publicado el retrato del médium psicopictórico español Segundo Oliver, así como un artículo por él suscrito publicado inicialmente por la Revue Spirite, de París, y más tarde copiado por la Revista de Estudios Psicológicos de Barcelona, de donde es transcrito y reproducido en las páginas de Luz y Unión, incluyendo una serie de 8 láminas con dibujos realizados por el referido médium.

El 31 de diciembre de 1901 (Año II, nº 56) salió el último número de la revista; en sus páginas anunciaba que se iba a refundir con la entonces decana del periodismo espiritista español, la barcelonesa “Revista de Estudios Psicológicos”, que fundara 32 años atrás José Mª. Fernández Colavida. El resultado fue la creación de una nueva publicación, la revista “Luz y Unión, Revista de Estudios Psicológicos”.

LUZ Y UNIÓN. Subtitulada: Revista de Estudios Psicológicos.

Comenzó a publicarse en Barcelona en el mes de enero de 1902, siendo resultado de la refundición de las publicaciones periódicas espiritistas “Luz y Unión” y “Revista de Estudios Psicológicos”. Fue órgano de la Unión Espiritista Kardeciana Española. Salía el día 15 de cada mes, con suplemento el día 1º. Constaba de 32 páginas, más 4 de cubierta. Tamaño: 26 x 17,4 cm. (en 1906 pasó a tener 23,5 x 16,5 cm.)

La dirección fue ofrecida a Don Manuel Navarro Murillo, quien ejerció dicha función para, poco tiempo después, dejar el cargo y fundar su propia revista, “la Evolución”, que comenzaría a salir el mes de julio de 1903. Le sucedería como director Jacinto Esteva Marata, siendo su administrador Santiago Durán.

En el mes de febrero de 1906 salieron dos números, uno de ellos extraordinario como homenaje a Miguel Vives y Vives – el “apóstol del bien” -, que había desencarnado en Tarrasa el 23 de Enero.

En la portada del año 1911 venía representado un faro, de cuyo cuerpo salían rayos iluminando en todas direcciones. Estaba flanqueado por dos figuras femeninas envueltas en túnicas, en una de las cuales – la de la izquierda, según miramos – aparece el nombre “Europa”, y en la de la derecha el nombre  “América”. Ambas figuras sujetan una corona de laurel apoyada sobre el cuerpo del faro, y bajo ésta e inserto en un círculo, aparecía el retrato de Allan Kardec.

En este año la administración y la redacción se ubicaban en Calle Cañón, nº 9, de Gracia (Barcelona). Seguían siendo Director y Administrador Jacinto Esteva Marata y  Santiago Durán, respectivamente. Entonces se imprimía en la Imprenta de Luz y Unión, Rambla de Cataluña, nº 118, Barcelona. Continuaba teniendo 32 páginas, más 4 de cubierta.

A partir de 1912, el Establecimiento Tipográfico de Luz y Unión, se ubica en C/ Neptuno, y en 1918 en C/ Buensuceso, 13 (Barcelona).

En 1914 la revista tenía su redacción en la calle Tamarit, nº 161. Desde el número 4 de este año (abril) pasa a llamarse “Luz, Unión y Verdad” tras fusionarse con la revista “Los Albores de la Verdad”. Desde entonces se subtitula “Revista espiritista kardeciana”. Sigue imprimiéndose en la imprenta propiedad de la revista, la cual comienza a denominarse Imprenta de la Luz, Unión y Verdad, ubicada en C/ Mozart nº 22, Gracia (Barcelona). Tamaño: 23,5 x 17 cm.  Número de páginas: 28. Director: según nuestras comprobaciones, al menos entre 1917 y 1919 lo fue José Blanco Coris. Administrador: Santiago Durán.

Hemos podido comprobar que esta publicación existió, al menos, hasta el año 1919.

Revista Luz y Unión

La Luz del Porvenir órgano de la FEELUZ Y VERDAD. Subtitulada: Semanario Espiritualista.

Revista fundada y editada en la ciudad de Carcaixent (Valencia). El nº 1 tiene fecha del 24 de septiembre de 1915.  Parece ser que se tiraron 6 números en 1915.

Periodicidad: semanal, se publicaba los viernes. La Redacción y la Administración se localizaban en Calle de Quintana, nº 4.  Estuvo dirigida por Rafael Hércules.

LUZ Y VIDA

Revista espiritista editada en Almería. Comenzó a publicarse en el mes de mayo de 1911. Periodicidad: Decenal. Su director era D. A. Rull Vivas y la gerencia estaba a cargo de D. José Martín Rull. Se imprimía en los talleres de La Provincia.

Dice la fuente de la que hemos tomado los datos: ” ‘Luz y Vida’, con este título ha empezado a publicarse en Almería una revista de Estudios Psicológicos, decenal. Aunque sólo hemos recibido algunos números, y por lo tanto, nuestro juicio tiene que ser imperfecto, la encontramos de interés y vemos que su Director, Don José Martín, procura, como es natural, dar a sus lectores los más escogidos trabajos…”.

El periódico local “La Información, diario liberal democrático y de intereses generales” saludaba a la nueva publicación en su edición del viernes 12 de mayo de 1911, con la siguiente nota:

“LUZ Y VIDA. Con este título ha comenzado a publicarse en Almería una revista espiritista bajo la dirección de D. A. Rull Vivas y con la Gerencia de D. J. Martín Rull.

El nuevo colega, muy bien editado por cierto, en los talleres de La Provincia se da a conocer con entera claridad en el siguiente párrafo, que de su editorial tomamos: ‘El Espiritismo es la forma de la nueva revelación. El nos descubre un mundo que hasta el presente nos era desconocido. El nos muestra la certeza de una nueva vida después de la muerte. Para esto, no se basa en razones más o menos sugestivas, más o menos aceptables. Se basa en la fuerza incontestable del hecho, sobre la realidad de la prueba’.”

 (CONTINUARÁ)

Read Full Post »

HEMEROGRAFÍA ESPIRITISTA ESPAÑOLA, 1857-1936 (III)

Por: Oscar M. García Rodríguez

Colección hemeroteca

sample

E

ECO DE LA VERDAD, EL. Subtitulado: Semanario Espiritista 

Revista fundada en 1879 por Amalia Domingo Soler, Luis Llach y Juan Torrents, en sustitución de su antecesora, “La Luz del Porvenir”, que fuera suspendida durante 42 semanas a raíz de un artículo publicado en su primer número titulado “La idea de Dios”, el cual fue denunciado por la policía de prensa del rey Alfonso XII.

Su primer número salió a la luz el 12 de junio de 1879, es decir, en la misma fecha en que debía haber salido el cuarto número de “La Luz del Porvenir”. Se publicaron en total 26 números a lo largo de 5 meses y cuando reapareció “La Luz del Porvenir”, el 11 de diciembre de 1879, dejó de editarse. Era de periodicidad semanal, un tamaño de 25 x 18 cm, con ocho páginas; es decir, exactamente igual que su antecesora censurada.

El sumario del primer número fue éste: ¿Qué repetiremos?- ¡La voz de Dios!- ¿Qué es la vida?- Deseos y presentimientos.- La esclavitud.- Pensamientos.

ECO UNIVERSAL, EL. Subtitulado: Periódico filosófico, libre-pensador de estudios psicológicos.

Periódico espiritista fundado en julio de 1886 por Ángel Aguarod y editado en la ciudad de Tarrasa. Periodicidad: Quincenal.

Venía a sustituir a otra publicación anterior, “El Faro Espiritista”, de la que a partir de entonces se hizo cargo, haciéndola suya, la Sociedad Espiritista de Tarrasa.  La administración, igual que la de “El Faro”, estaba en C/ Rech Condal, 15, 2º, 1ª.

Desde el primer número se declaraba “órgano de todos los centros y agrupaciones espiritistas del mundo”.

A su salida tuvo una pequeña polémica con la “Revista de Estudios Psicológicos”, pues la redacción en su declaración de intenciones hizo refería a ésta, reconociéndola como “modelo de revistas por sus eminentes cualidades literarias y científicas”, pero al tiempo señalaban que “no era suficiente ya por las condiciones de su publicación, cuanto porque hay necesidad de un periódico verdaderamente popular y económico”. 

Estas palabras contenían una velada crítica, donde implícitamente se tildaba a la decana de la prensa espiritista española de cierto “elitismo intelectual”, todo lo cual fue respondido por la dirección de la “Revista de Estudios Psicológicos”, a la que avalaba un reconocido prestigio, ganado a pulso tras casi veinte años de ininterrumpida labor periodística en pro del avance y dignificación del Espiritismo.

ENCICLOPEDIA PSÍQUICA SOCIAL. Subtitulada: Revista Biblioteca-Espírita. 

Publicación que comenzó a editarse en Málaga en el mes de agosto de 1900, bajo la dirección de Ipturo Cinión, con periodicidad mensual.

Su administración estuvo ubicada en C/ San Jacinto, nº 25.

La revista nacía, según declaraciones de sus promotores, con el objetivo de “dar a conocer, vertidas al español, las más importantes obras espiritistas escritas en el extranjero”.

Anunciaban, además, la publicación cada mes, de forma independiente, de un boletín-suplemento que sería repartido gratuitamente, al objeto de propagar la ciencia espírita, en el que colaborarían escritores nacionales.

ESPÍRITA. Subtitulada: Revista de Estudios Psicológicos.

Se editaba en Madrid. Hemos comprobado su existencia en 1925 y en 1933, por lo que suponemos que entre ambos años habría tenido continuidad en su aparición.

NOTA: No disponemos de más datos.

ESPIRITISMO, EL. Subtitulada: Revista quincenal dedicada a la propagación de la doctrina espiritista. 

Revista fundada y dirigida en Sevilla por Francisco Martí Bonneval. En orden de antigüedad ocupa el segundo lugar entre las publicaciones periódicas de signo espiritistas en España. Su fundador había sido con anterioridad miembro del Centro Espiritista de Andújar, uno de los más antiguos centros del país.

Se publicó durante 10 años consecutivos, de 1869 hasta septiembre de 1878. El primer número salió el 1º de marzo de 1869, con el siguiente índice: Resumen.- Advertencia.- La Sociedad y el Espiritismo.- Sección doctrinal.- El alma o espíritu.- Origen de la revelación moderna.- Centro Espiritista de Andújar, comunicaciones de ultratumba por el espíritu de Fenelón, comunicaciones de ultratumba por el espíritu de Franklin, comunicaciones de ultratumba por el espíritu de Lamennais.- Sueltos.- Anuncios de obras espiritistas.

Periodicidad: Quincenal, salía los días 1 y 15 de cada mes. Tamaño: 19,3 x 28,2 cm. Número de páginas: inicialmente 12; más tarde aumentaría hasta 16. En el año 1873, quinto de publicación, tiene ya 32 páginas.

Comenzó a editarse en la Imprenta de El Círculo Liberal, C/ O’Donnell, 23 antiguo y 34 moderno. Más tarde se imprimió en el Establecimiento Tipográfico de Hijos de Fé, C/ Tetuán, 35 y Sierpes, 21 y desde el número 16 (15 de agosto de 1873),  en el Establecimiento Tipográfico de Ariza y Ruiz, C/ del Rosario, 4 (Sevilla).

La administración, a cuyo frente estaba Juan Bautista Cano, estuvo situada en diversas direcciones. Primeramente en la C/ de Génova, 51; a partir del número 8 en Plaza de la Constitución,  31; desde el nº 12 en C/ Teodosio, 3, y desde el nº 30 en C/ Pedro del Toro, 10.

Entre sus redactores y colaboradores más habituales figuraron Francisco Martí, Manuel González Soriano, Rafael Carrillo, Enrique Manera, Juan Marín y Contreras, etc.

En 1875 tuvo su primer problema serio con las autoridades y fue suspendida por ocho números, por orden salida desde el Negociado de Prensa del Gobierno Civil de Sevilla, fechada el 15 de Julio.

En 1876 falleció Francisco Martí. A partir de entonces y durante los dos últimos años de su existencia, la revista fue editada por su viuda, haciendo las funciones de director su administrador, Juan B. Cano, hasta que la autoridad la suprimió esgrimiendo un fútil pretexto. Ésta, basándose en que el periódico carecía de director y que necesitaba un nuevo permiso para ver la luz, decreta el 28 de agosto de 1878 la suspensión de la revista. Inmediatamente su director circunstancial, Juan B. Cano, presenta una instancia al Gobernador en la cual se indicaba que habiéndose empezado a publicar El Espiritismo antes de que rigiesen las leyes de imprenta de la Restauración, mal podía haber cumplido éstas, que el periódico era el único sostén de la familia del Sr. Martí y que la pena impuesta era demasiado grave para la falta cometida. En el escrito se aducían también otras numerosas razones en su defensa, terminando con una solicitud de autorización para continuar publicando el periódico.

La petición, sin embargo, fue desechada mediante un informe emitido por el negociado de Prensa, firmado por el Sr. Manuel Cano y Cueto, cuyo último párrafo decía así:

“El exponente cree que V. E. tiene la obligación de autorizar la publicación de El espiritismo por la R. O. de 16 de Septiembre del 76, que precisamente determina que los gobernadores pueden conceder permiso para publicar periódicos que traten exclusivamente de ciencias, artes, agricultura, industria y comercio y de ninguna manera de cuestiones religiosas, como se declaró por R. O. de 25 de Octubre del 77 (Gaceta del 25 de los mismos), a no ser que el Sr. Cano pretenda hacer de El Espiritismo una ciencia, lo cual estaría muy en su lugar si la Iglesia no la hubiera declarado secta, y contraria al dogma, condenando severamente su doctrina y a sus doctrinarios. En vista, pues, 1º, que este periódico había faltado a lo que estableciera el artículo 3º del R. D. de 31 de Diciembre del 75; 2º, que considerándolo como folleto no estaba autorizado para su publicación, en lo que se faltaba en el artículo 4º de la R. O. de 6 de Febrero del 76; 3º, que el mismo carecía de Director y de persona responsable, caso inadmisible para los efectos legales; 4º, que es publicación de índole religiosa, para lo que necesita autorización superior según lo marcado en la R. O. de 25 de Octubre del 77, el que suscribe tiene el honor de proponer a V. E. sea desestimada la instancia del Sr. Cano en todas sus partes.”

Aparece como una de las publicaciones periódicas adheridas al “Congreso Espiritista Iberoamericano e Internacional”, celebrado en Madrid entre el 20 y el 24 de octubre de 1892.

Carátula El Espiritismo de Sevilla

ESPIRITISMO, EL. Subtitulado: Periódico filosófico, científico y literario.

Periódico fundado y editado en Sevilla; su primer número vio la luz el 14 de noviembre de 1879. Constaba de 8 páginas en folio, en papel común. Periodicidad: Semanal.

Su director fue Juan B. Rocafull. Entre sus colaboradores figuraron Julio Fernández Mateos, Manuel González, José Amigó y Pellicer, etc.

El programa del periódico aparecía descrito de esta forma en su primer número: “El Espiritismo. Hoy damos a la publicidad, con el título que encabeza, un periódico que, ajeno a toda idea de lucro, se consagra exclusivamente a manifestar los principios o fundamentos en que se basa una filosofía desconocida para la mayoría de las gentes, y que ha llegado el tiempo tome plaza entre las demás escuelas filosóficas, para que, estudiándola, se juzgue de ella por los que la desconocen.

Sin deseo de imponernos a las inteligencias con una vana pretensión de saber, y sí el de exponer nuestra humilde opinión, rogamos a todos que sin prevención con respecto al título ni a la exposición de la nueva doctrina, se tomen el trabajo de conocerla, y entonces podrán formar un juicio acertado del objeto de nuestra publicación”.

Se imprimía en la Imprenta y Litografía de José María Ariza, C/ Sierpes, nº 19. La administración estaba en C/ Encarnación, 4, Sevilla.

Fue condenado y prohibida su lectura a los fieles católicos por el Arzobispo de Sevilla el 26 de enero de 1880.

ESPIRITISMO, EL 

Revista fundada en la ciudad de Palma de Mallorca en el mes de abril de 1881 por Ignacio Cortacans, militar retirado y conocido político de la isla.

La revista “El Buen Sentido” de Lérida, en su número de junio de 1881, se refiere en estos términos a la aparición de este nuevo periódico espiritista:

“Hemos recibido en nuestra redacción los dos primeros números del periódico El Espiritismo, que ha comenzado a publicarse en Palma (Mallorca, Baleares). Como el segundo de dichos números corresponde al 22 de abril, tememos que haya dejado de publicarse el nuevo colega”.

Ciertamente esta revista tuvo una corta vida, pues sólo se publicaron cuatros números.

Entre sus redactores podemos contar a Félix Mateu Domeray, quien fuera también fundador de la “Unión Obrera”, entidad mezcla de política – de orientación socialista -, filantrópica y cultural.

ESPIRITISMO, EL

Revista fundada en Barcelona a comienzos de 1892. Fue órgano del Centro Barcelonés de Estudios Psicológicos, presidido entonces por Miguel Vives. Su director era Luis Tarrat y Bernis, que también fue Redactor-jefe.

NOTA: El historiador Mario Méndez Bejarano dice que esta revista comenzó a publicarse en 1893, pero este es un dato incierto, pues realmente empezó a salir en el mes de enero de 1892.

ESPIRITISTA, EL. Subtitulada: Revista científica mensual.

Publicación fundada en Madrid en septiembre de 1878 por el Vizconde de Torres-Solanot, separada ese año de “El Criterio Espiritista”, de la que continúa la numeración. De ahí que el primer número diga: Continuación de “El Criterio”- Tercera época – Año 11 – Núm.  9 – Setiembre de 1878. Fue el Órgano divulgativo del Centro Espiritista Español y del Grupo “Marietta”, ambas instituciones presididas por el Vizconde de Torres Solanot.

Periodicidad: Mensual. Tamaño: 27 cm. Número de páginas: 23, incluyendo portada y contraportada.

La administración de la revista se ubicaba en Calle de Almagro, nº 8, entresuelo dcha. Se editaba en la Imprenta de los Sres. Viuda e Hijos de Alcántara, C/ Fuencarral, nº 81.

Fue una revista científica de estudios psicológicos, que duró dos años. Sus últimos cuatro números, en forma de suplementos, se publicaron en Zaragoza, al objeto de contestar los sermones predicados por el canónigo Sr. Codera, en el templo de El Pilar, contra el Espiritismo.

El nº 1 de estos suplementos lleva fecha de 4 de abril de 1880; el nº 2 es del 11 de abril; el nº 3, del 17 de abril y el nº 4, del 2 de mayo.

Después de la salida de dichos suplementos, en ese mismo año, se refundió nuevamente con “El Criterio Espiritista”

ESPIRITISTA, EL 

Periódico espiritista que se publicaba en Sevilla por los años 1886/87.

NOTA: No tenemos más datos. La única referencia que hemos encontrado relativa a esta publicación procede de la revista espiritista argentina “La Fraternidad” (quincenal), la cual publicó en el número de 20 de Febrero de 1887 (nº 12, año VI, págs. 966-967), un listado con “todos los diarios y revistas espiritistas existentes en el mundo salvo error u omisión – como decían – en enero de 1887”, entre los que figura el que nos ocupa en el apartado dedicado a España, junto a  los nombres de otras 14 publicaciones periódicas que se editaban por esas fechas en nuestro país. Con referencia a España la única omisión que hemos podido constatar es la del semanario “La Luz del Porvenir”, de nuestra querida Amalia Domingo Soler. Esta gran riqueza del periodismo espiritista español en ese periodo – 15 títulos – sumada a la del resto de los países de habla hispana – en total 40 títulos – es especialmente destacada por la revista.

ESPIRITISTA CATALÁN, EL 

Revista espiritista barcelonesa, fundada en junio de 1882. Periodicidad: quincenal.

La autorización de la publicación fue concedida el 27 de mayo de 1881 a Emilio Oliver.

Según “El Buen Sentido”, de Lérida (julio de 1882), desde su aparición esta publicación se declaraba “eco y lazo de unión de los centros y grupos espiritistas de Cataluña”.

No hemos podido ojear directamente ningún ejemplar, pero si nos atenemos a lo que dice “El Buen Sentido” (noviembre de 1882), el carácter “espiritista” de la publicación no lo debían tener muy claro algunas veces sus redactores y editores. Así, en la sección “Revista de Prensa”, José Amigó y Pellicer – director de la publicación ilerdense – expresaba su asombro tras haber leído en “El Espiritista Catalán” como “se ponía por las nubes” al estrafalario “Curandero de Sans”, Nicasio Unciti, catalogándolo como “uno de los mejores y más valientes adalides del Espiritismo en Cataluña”, cuando desde hacía tiempo su caso venía siendo reiterada y acertadamente denunciado y criticado por todas las agrupaciones y publicaciones espiritistas serias. El Sr. Amigó y Pellicer proseguía su comentario diciendo: “Al ‘Espiritista Catalán’ le aconsejamos que no expida tan a la ligera títulos y diplomas que no él, sino la opinión pública, tiene derecho a autorizar”. Y concluía: ” ‘El Espiritista Catalán’ es harto joven aún para ser la expresión fiel de la opinión espiritista ilustrada”.

Poco tiempo después, las páginas de “El Buen Sentido” reflejaban otra importante diferencia de criterios con los emitidos por los responsables de “El Espiritista Catalán”, que “tronaban” contra las escuelas laicas calificándolas, injustamente, de “ateas”. Nuevamente José Amigó y Pellicer escribe con gran tino, expresando la verdadera actitud y sentir del  Espiritismo: “Las escuelas laicas – anotaba – han de  ser semilleros  de buenos e instruidos ciudadanos, donde quepan protestantes, católicos, cristianos, racionalistas, materialistas, etc., no focos de creencias religiosas. A quien compete la enseñanza religiosa es a los padres de familia, o en lugar de estos a las iglesias o a las escuelas filosófico-religiosas. El laicismo marcará el más alto grado de progreso de la enseñanza. Esta es nuestra opinión”.

ESPIRITUALISMO

Revista fundada en Madrid en 1931, como órgano del Centro Espiritualista Español, asociación científica espiritual, con dirección en C/ Factor, nº 7, principal izquierda. Periodicidad mensual/trimestral. Tamaño: 22 centímetros.

Su director fue José Passapera Fuertes. Existió al menos hasta 1933.

ESPIRITUALISMO, EL 

Revista espiritista fundada y editada en Ciudad Real.

NOTA: No disponemos de más datos.

ESTRELLA POLAR, LA. Subtitulada: Revista Espiritista y de Estudios Psicológicos Amor, Paz y Caridad.  

Revista fundada en Mahón (Menorca, Islas Baleares) en julio de 1895 por el médico militar Francisco Parés Llansó, quien también fue su primer director.

Se imprimía en la Imprenta de Francisco Fábregas, de Mahón. Periodicidad: Mensual. Tamaño: 25,5 x 18 cm. Número de páginas: 4.

Tras F. Parés Llansó y desde octubre de 1895, la dirigió Pedro Posenti, y en 1897, hasta su desaparición, Juan Espí.

A poco de su salida fue excomulgada por el Obispo de aquella Diócesis, hecho que fue comentado en tono irónico por su colega “La Revelación”, de Alicante.

La revista duró hasta junio del 1897, publicándose únicamente 24 números. En el último se despedía “por haber encontrado – decía – dificultades insuperables”.

Entre sus más asiduos colaboradores figuró el Vizconde de Torres Solanot.

EVOLUCIÓN

Publicación espiritista fundada y editaba en Madrid. Fue órgano de la Hermandad Espírita Evolución. Su director era César de Haro. Periodicidad: quincenal (estimada).

Aparece como una de las cinco revistas espíritas españolas existentes en 1934, según el “Libro Resumen del V Congreso Espiritista Internacional”, celebrado ese año en Barcelona.

Hemos podido comprobar que, con seguridad, continuó existiendo hasta, al menos, marzo de 1936.

NOTA: No disponemos de más datos.

EVOLUCIÓN, LA. Subtitulada: Revista mensual de Espiritismo progresivo.      

Se editada en Barcelona. Publicación fundada en el mes de julio de 1903 por Manuel Navarro Murillo, quien también fue su director. A su aparición figuraban como redactor jefe, Eduardo Estapá; como administradora, Matilde Navarro, y como Secretario, Agustín Brunet.

Periodicidad: mensual. Tamaño: 21 cm. Número de páginas: 18.

Se imprimía en la Imp. de Pedro Toll, C/ Valencia, nº 200 (interior) Barcelona. La redacción estuvo en C/ Urgell, nº 113, principal, 1º.

He aquí el índice del primer número: Esperanza, poesía (M. Navarro Alonso; Saludo fraternal.- Propósito de La Evolución.- Resurrección.- Conócete a ti mismo.- Epístola.- Contestación.- Reunión Espiritista cubana.- Intereses del alma.- Crónica.- Menudencias. Incluye el retrato de Matilde Navarro Alonso y una hoja anunciando numerosas obras de Camilo Flammarion.

Los tomos anuales comenzaban en el mes de julio de cada año y se cerraban con el número de junio del año siguiente. La numeración de los ejemplares se reiniciaba siempre con el primer número de cada anualidad.

Entre sus colaboradores habituales figuraban Matilde – que ejercía también como administradora – y María Navarro Alonso, hijas ambas de Manuel Navarro Murillo y de otra destacada figura del Espiritismo español, Matilde Alonso Gainza, notable médium que diera a la luz obras tan importantes como “Leila o Pruebas de un Espíritu” y “Lazos Invisibles”.

Junto a los artículos de fondo y noticias de actualidad sobre Espiritismo, la revista recogía en sus páginas abundante información sobre el movimiento pacifista, del que su director era destacado representante, habiendo publicado numerosos trabajos al respecto. A este posicionamiento llegó Manuel Navarro Murillo desde su militancia espiritista, pues ambos ideales no son sólo compatibles, sino que el primero es una consecuencia natural del segundo.

Como curiosidad apuntamos que durante años figuró como colaborador y representante de “La Evolución” para todas las Islas Canarias,  el espiritista canario D. José Antonio Toledo, natural y vecino de Los Llanos de Aridane (Isla de La Palma).

Hemos comprobado que esta revista existió, al menos, hasta fines de 1916.

carátula La Evolución de Barcelona

F

FARO, EL. Subtitulada: Revista quincenal de estudios psicológicos y magnéticos.

Revista espiritista que se editaba en Sevilla, fundada por el animoso Julio Fernández Mateos, quien por sus ideas padeció prisión, multas y destierro.

Duró desde 1881 hasta 1886. Su primer número data del 10 de diciembre de 1881. A partir del número 27, correspondiente al 10 de enero de 1883, aparece como órgano del Círculo Espiritista “La Razón”.

Se imprimió en la Imprenta de la Calle Aire, nº 2, y en la Imprenta de G. Álvarez, C/ Murillo, 6-8.  Constaba de 8 páginas en 4º.

Periodicidad: Quincenal. En un primer momento salía los días 10 y 25 de cada mes, y posteriormente, los días 15 y 30. La administración estuvo situada en C/ Limones, nº 10, y en la C/ Calatrava, nº 4 (1886).

Su primer director fue el propio fundador, Julio Fernández Mateos; luego lo sería Joaquín García Rodríguez y, finalmente (en 1886), Crispín Gutiérrez Fernández.

A principios de 1882 la revista fue excomulgada por el Prelado de aquella Diócesis, alcanzando el anatema a cada uno de los obreros que intervenían en su impresión, el reparto, etc., además de a todos sus suscriptores, circunstancia a la que aludió Amalia Domingo Soler en su periódico “El Eco de la Verdad”. Este hecho dio lugar a que “El Faro” publicase un escrito firmado por su director, Julio Fernández, que decía lo siguiente:

“Por orden de nuestro eminentísimo Prelado se nos ha lanzado hoy desde la llamada cátedra del Espíritu Santo, el anatema y la excomunión de Roma.

Nos creemos, por lo tanto, obligados a dirigirnos a nuestros favorecedores y lectores con el fin de que conozcan la pena en que incurren si siguen siéndolo.

Y como este anatema, que alcanza a nuestra publicación y a la doctrina que sustenta, que no es otra, a la verdad, sino la del Evangelio en consonancia con la ciencia moderna, comprende, además, a los obreros que toman parte, siquiera mecánica, en su impresión y reparto, a los lectores de El Faro no queremos que por falta de reconocimiento incurra alguno en tan grave castigo, pudiéndonos acusar un día de haber sido nosotros causa de la perdición de su alma, si por acaso tales escrúpulos pudieran existir en alguno de los que nos honran como suscriptores.

Por lo demás, abundando nosotros en los deseos de nuestro Reverendísimo Prelado, queremos dar a la noticia de nuestra excomunión la mayor publicidad, para probar a este Príncipe de la Iglesia nuestro profundo agradecimiento por las deferencias que nos guarda”.

Al calor de esta noticia, una publicación semanal católica de la ciudad de Lérida llamada “La Propaganda Católica” se felicitaba en estos términos: “El Excmo. e Ilmo. Sr. Arzobispo de Sevilla ha condenado la revista quincenal espiritista titulada El Faro. ¡Cuanto lo sentirá El Buen Sentido y cuanto se alegrará El Sentido Común! Si en esta la excomunión episcopal se extendiera a las imprentas, no sabemos en dónde se podría imprimir un escrito condenado por la Iglesia”.

José Amigó y Pellicer, fundador y director de “El Buen Sentido”, le respondería en las páginas de esta última (marzo de 1882) con las siguientes palabras, que reproducimos en su totalidad porque no tienen desperdicio: “Perdone, hermano, se equivoca usted: ni el sentido común ni El Buen Sentido, que en achaque de excomuniones tiene la sensibilidad embotada, se preocupa por la excomunión de El Faro, se ríen y nada más. ¿Ignora usted que ha llegado a medirse con exactitud el alcance y fuerza de la excomunión de mayor calibre, resultando que es un arma perfectamente inofensiva? No se devane, pues, los sesos para averiguar dónde se podría imprimir un escrito excomulgado, si en ésta la excomunión episcopal se extendiera a las imprentas: las máquinas modernas imprimen un escrito excomulgado con la misma facilidad que otro escrito aprobado por la autoridad eclesiástica”.

FARO ESPIRITISTA, EL. Subtitulada: Quincenal filosófico.

Revista fundada en diciembre de 1884 por Miguel Vives y Vives (la autorización, no obstante, figuraba a nombre de Anselmo Zapater). Se editaba en Tarrasa. Periodicidad: Inicialmente era quincenal y posteriormente pasó a ser mensual (así aparece en julio de 1888).

Fue órgano de la Federación Espiritista del Vallés, cuya Junta Directiva la formaban el propio Miguel Vives, como presidente; Buenaventura Grangés (o Graugés) y Pablo Martí.

Se imprimía (1888) en la Imprenta V. Cusó, C/ St. Pere nº 21.  Disponía de 4 páginas, con un tamaño de  38,5 x 28,5 cm (Año II, nº 26, de 16 de diciembre de 1885, entonces quincenal) y de 44 x 32 cm en 1888 (Año IV, Nº 62, 1 Julio 1888).

El periódico espiritista “El Iris de Paz”, de Huesca (Año II, nº 43, 15 de Diciembre de 1884, sección “Miscelánea”), comenta así la aparición de esta revista: “El nuevo y apreciable colega, según dice en su artículo programa, no obedece a exclusivismos de ninguna clase, sino que le animan ideas bien definidas y convicciones profundas, basadas en el Espiritismo racionalista y en la moral sublime del Evangelio de Cristo. Propónese dar a conocer la racional y consoladora doctrina y desenmascarar a los embaucadores que viven, crecen y hacen su agosto mediante la buena fe de los sencillos, para arrancar la venda de muchos moralmente ciegos que por creer buenamente en la falsa autoridad, divisa de sus explotadores, sirven de instrumento a las pasiones de éstos. ‘Enemigos irreconciliables – expresa la Redacción de “El Faro Espiritista” – del absolutismo, de la teocracia y de la esclavitud, frente a frente de sus partidarios nos colocamos; decididos campeones del progreso y la libertad en todos sus matices, cuenten con nuestra cooperación cuantos a su triunfo dediquen sus facultades y esfuerzos, con la fe y la perseverancia que infunde el pelear por tan noble causa.”

Por su parte, la “Revista de Estudios Psicológicos”, en el número correspondiente a enero de 1885, decía refiriéndose a dicha publicación: “Cuando apareció el primer número de este periódico, teníamos nuestro número de diciembre en prensa y no pudimos anunciarlo y lo hacemos ahora con toda recomendación, pues El Faro Espiritista lleva consigo el mérito de ser dirigido, redactado y administrado por obreros catalanes que, abandonando otros entretenimientos que de nada sirven para ilustrar y hacer al hombre útil para sus semejantes, dedican sus ocios a la propaganda más santa. Deseamos al colega muchos años de vida y muchos suscriptores”.

Tuvo su administración en C/ de Capellanes, nº 9, último piso y a partir de abril de 1885, la dirección, redacción y administración del periódico, se trasladan a la C/ Rech Condal nº 15, 2º, 1ª. Desde mediados de 1888 se ubica en C/ Topete, 63, todas estas direcciones en la ciudad de Barcelona.

Ejercieron como directores de la publicación Miguel Vives y Aureliano Zapater

Desde la segunda mitad de 1886 se hizo cargo de su edición, haciéndola suya, la Sociedad Espiritista de Tarrasa.

Dejó de publicarse en 1889, al fundarse la Federación Espiritista Catalana, de la que pasó a ser órgano de difusión la “Revista de Estudios Psicológicos”.

Mancheta El Faro Espiritista

FIAT LUX

Revista espiritista de Barcelona. En junio de 1886 fue concedida la autorización a favor de Blai Barrera i Ferrrán. Periodicidad: mensual.

En el nº 4 de “Hojas de Propaganda” (marzo de 1891), revista mensual publicada por la Unión Internacional Escolar Espiritista, en Barcelona, se la nombra como una de las publicaciones que habían aceptado el intercambio.

NOTA: No hemos encontrado más datos referentes a esta publicación. Existió una revista espiritista argentina con este nombre – órgano de la Sociedad Espiritista “La Esperanza del Porvenir”, de Santa Rosa, Pampa Central – e, igualmente, con la misma denominación comenzó a editarse otra publicación en Valencia (España) en mayo de 1927, con carácter mensual, pero de orientación teosófica.

FOLLETÍN ESPIRITISTA

Publicación espiritista de Madrid, de periodicidad semanal, editada por La Irradiación. Su finalidad era la de publicar en forma de cuadernillos de 32 páginas, las mejores obras espiritistas para facilitar su acceso a los interesados y a los centros espíritas. Última década del siglo XIX.

NOTA: No disponemos de más datos.

FRATERNIDAD

Revista espiritista fundada y editada en Alcoy (Alicante). Estuvo dirigida por Ángel Aguarod.

NOTA: No tenemos otros datos.

FRATERNIDAD, LA

Periódico fundado en marzo de 1873 y dirigido por Eduardo de los Reyes y Corradi. Lo editaba la Asociación Espiritista de Córdoba. Comenzó a publicarse el 15 de marzo de 1873 con periodicidad quincenal, saliendo los días 1º y 15º de cada mes. Tamaño: 4º mayor. Número de páginas: 8. En el primer número se anunciaba que la correspondencia debía dirigirse a la residencia de su director, en Calle José Rey, nº 2, Córdoba.

Debido al cambio de domicilio por razones laborales de su fundador y director, la redacción de la revista se traslada en julio de 1873 a Murcia, ubicándose en Calle Judas, nº 5. Aquí Eduardo de los Reyes y Corradi no sólo costeaba la edición del periódico, sino que hacía gran parte del trabajo. La periodicidad continuó siendo quincenal.

El periódico duró hasta el año 1876.

NOTA: Eduardo de los Reyes y Corradi era Auxiliar Facultativo de Minas.

FRATERNIDAD, LA.

Revista espiritista de Alicante. Segunda mitad del siglo XIX.

NOTA: No disponemos de más datos.

FRATERNIDAD, LA

Periódico espiritista editado en Manresa. Existía en 1892. En él colaboraba habitualmente el conocido escritor espiritista Manuel Navarro Murillo.

NOTA: No disponemos de más datos.

FRATERNIDAD UNIVERSAL, LA. Subtitulada: Revista de Estudios Psicológicos. 

Revista espiritista madrileña fundada en 1892. Su aparición supuso el cese de “El Criterio Espiritista” – primera revista espírita que fuera editada en España – de la que era continuadora.

Fue órgano oficial de la asociación del mismo nombre, constituida bajo inspiración de un proyecto de renovación y unificación del movimiento espiritista español concebido originalmente por el Dr. Anastasio García López, que al ser presentado públicamente suscitó un intenso debate entre los espiritistas de nuestro país, del que se derivó una modificación y mejora substancial de la propuesta inicial, debida a las aportaciones y sugerencias de distintos centros y personalidades del espiritismo hispano.

Periodicidad: Mensual. Su administración estuvo en C/ Valverde, nº 24. Tamaño: 27 cm.

Se editaba en la Imprenta de Dionisio de los Ríos, C/ Norte, nº 21 (Madrid), y desde noviembre de 1893 en la Imprenta Ríos y Jaramillo, C/ Hortaleza, nº 128 (Madrid).

Fue una de las revistas adheridas al “Congreso Espiritista Iberoamericano e Internacional” celebrado en Madrid entre el 20 y el 24 de octubre de 1892.

Desde junio de 1892, figuró como director Benigno Pallol. Al año siguiente lo es el mismo presidente de la Asociación, Joaquín de Huelves Temprado, mientras que las funciones de Secretario eran ejercidas por Eduardo Escribano García.

Duró hasta febrero de 1897. Poco tiempo después (mayo de 1997) moriría el que había sido su director, el Dr. Anastasio García López.

Carátula La Fraternidad Universal

FULLA MENSUAL, LA 

Boletín portavoz de Grupo Humanitario “Pau Amor i Progrés”, de Gracia (Barcelona). Fue fundado en el año 1924 (aprox. por el mes de mayo). Periodicidad: Tal como su mismo nombre indica, aparecía mensualmente. Se repartía gratis.

La redacción estaba ubicada en Calle Santa Eulalia, 11, Gracia (Barcelona).

(CONTINUARÁ)

  

Read Full Post »

BIOGRAFÍA DE MANUEL GONZÁLEZ SORIANO, 1836-1885

Nació en Cartagena (Murcia) en 1836. Su padre, el coronel de infantería D. Isidoro González, murió cuando Manuel contaba apenas con tres años, quedando por esta orfandad en muy precaria situación y bajo el amparo de su buena madre, Dª. Cruz Soriano, hasta la edad de 14 años, en que se trasladó a la ciudad de Murcia con objeto de estudiar, desempeñando al tiempo el oficio de ayudante en una botica, propiedad de uno de sus hermanos. (más…)

Read Full Post »